Blogia
EL NOTICIERO CIENTíFICO

Aceleradores de partículas : los sincrotrones

Aceleradores de partículas : los sincrotrones

Ha habido muchos retos a lo largo de la historia científica, uno de ellos y ya logrado son los aceleradores de partículas. Dos de estos inventos se han bautizado como LHC  del CERN cerca de Ginebra, y, Alba en Cerdanyola del Vallès. El funcionamiento básico de este proyecto es como un anillo en los que se aceleran partículas con carga a velocidades próximas a la velocidad de la luz, un límite insuperable según la teoría de la relatividad. Los objetivos de estos dos sincrotrones (nombre general) son diferentes al igual que los costes. El LHC  fue diseñado para colisionar haces de protones, de hasta 7 TeV de energía, siendo su propósito principal examinar la validez y límites del Modelo Estándar, el cual es actualmente el marco teórico de la física de partículas, del que se conoce su ruptura a niveles de energía altos. Alba en cambio utiliza la radiación obtenida (una fuente de luz) en investigaciones en el campo de la física, en campos de la ciencia y la tecnología en los que hay que analizar muestras de pequeñas dimensiones como estructuras cristalinas, nuevos materiales, muestras biológicas, de contaminantes o restos arqueológicos. También puede tener aplicaciones en el diseño de nuevos fármacos y en imagen y terapias médicas. En resumen estos 2 sincrotrones han proporcionado información esencial sobre la organización de la materia y las leyes fundamentales del universo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres